miércoles, 16 de enero de 2008

Decalogo del perfecto cuentista / Die zehn Gebote des perfekten Erzaehlers



Las fiestas navideñas y de fin de año no dejaron mucho tiempo ni cabeza para compartir una cita literaria como hemos hecho cada mes hasta ahora. Asi que hemos decidido aprovechar la oportunidad de que visitamos recientemente la casa del escritor Horacio Quiroga en San Ignacio, provincia de Misiones, al noreste argentino, para ponernos al dia y adjuntar una cita para el septimo mes que ya se cumplio hace rato. Quiroga (1878-1937) nacio en Uruguay y vivio buena parte de su vida en la selva misionera, asi que en realidad es un escritor uruguayo y argentino, o dicho de otra manera, rioplatense. Para quienes no lo conocen, sus cuentos se encuentran entre los clasicos latinoamericanos, y su volumen Cuentos de la selva es de lectura obligatoria en la escuela. Escribio una serie de recomendaciones para quien se quiera aventurar en la escritura de relatos, agrupadas como “Decalogo del perfecto cuentista”, y que son los diez mandamientos que compartimos ahora con ustedes, junto con una foto del escritor y otra mas de su primera casa (el lugar que visitamos tiene una replica en madera de su primera casa junto a la segunda, de piedra y ladrillo, que esta primorosamente reconstruida).
Se podria afirmar, dada la enorme distancia cronologica entre nuestro viaje real y su version virtual, que hemos decidido desde el comienzo seguir al pie de la letra las dos primeras frases del noveno mandamiento... Pero cualquier parecido con la vida literaria es pura coincidencia, o no, tal vez estamos todos dentro de ese pequeño ambiente de sus personajes, dandole “vida al cuento”!

Decálogo del perfecto cuentista

I
Cree en un maestro —Poe, Maupassant, Kipling, Chejov— como en Dios mismo.


II
Cree que su arte es una cima inaccesible. No sueñes en dominarla. Cuando puedas hacerlo, lo conseguirás sin saberlo tú mismo.


III
Resiste cuanto puedas a la imitación, pero imita si el influjo es demasiado fuerte. Más que ninguna otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia.


IV
Ten fe ciega, no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas. Ama a tu arte como a tu novia, dándole todo tu corazón.


V
No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. En un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas.


VI
Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: "Desde el río soplaba el viento frío", no hay en la lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarla. Una vez dueño de tus palabras, no te preocupes de observar si son entre sí consonantes o asonantes.


VII
No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo.


VIII
Toma a tus personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final, sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden o no les importa ver. No abuses del lector. Un cuento es una novela depurada de ripios. Ten esto por una verdad absoluta, aunque no lo sea.


IX
No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir, y evócala luego. Si eres capaz entonces de revivirla tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino.


X
No pienses en tus amigos al escribir, ni en la impresión que hará tu historia. Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento.


.........................................................................

In San Ignacio im Nordosten Argentiniens besuchten wir das Haus des urugayischen Schriftstellers Horacio Quiroga (1878 – 1937), der bis zu seinem Lebensende etwas ausserhalb dieser kleinen Stadt im Urwald, der beruehmten „selva misionera“, gelebt hat. Vom netten Haeuschen und der schoenen Sicht von dort ueber den Rio Parana abgesehen waren die Erstausgaben seiner Buecher, Fotos und ein paar Dokumente ausgestellt. Er hat viele sehr beruehmte Erzaehlungen geschrieben. Das Buch „Cuentos de la selva“ (Geschichten vom Dschungel) gehoert mit zum lateinamerikanischen Literaturkanon und ist Pflichtliteratur in den Schulen. Fuer denjenigen, der selbst Erzaehlungen schreiben will, uebersetze ich hier seine Empfehlungen, wie zehn Gebote, fuer Erzaehler.

Mit den vielen Feiern um Weihnachten, Geburtstage und Neujahr kamen wir nicht dazu, den siebten Reisemonat rechtzeitig mit einem Zitat zu feiern. Das holen wir nun anlaesslich mit dieser Schrift von Quiroga nach.
Diese lauten ungefaehr so:

Man sollte ein Vorbild wie z. Bsp. Poe haben und an dieses wie Gott glauben; nicht imitieren; sein Fach wie die Geliebte lieben; von Anfang an wissen, wohin die Geschichte geht, die ersten drei Zeilen sind genauso wichtig wie die letzten drei; die exakten Woerter finden fuer was man beschreiben moechte und diese nicht umschreiben; nicht unnoetig Adjektive aneinander reihen; die erfundenen Personen bei der Hand bis zum Ende auf dem geplanten Weg fuehren, denn eine Erzaehlung ist ein Roman ohne alles nicht absolut Essentielle; Nicht unter dem Einfluss starker Gefuehle schreiben, sondern diese abklingen lassen und dann spaeter wiederbeleben. Wenn du sie genauso wieder erweckst, hast du schon den halben Weg der Kunst erreicht; beim Schreiben sollte man nicht an die Freunde oder den Eindruck, den die Erzaehlung machen wird, denken, sondern nur an den kleinen Kreis der erfundenen Personen, von denen man selbst eine haette sein koennen. Nur so bekommt die Erzaehlung Leben.

Wir haben uns die Empfehlung nicht unter starken Gefuehlen zu schreiben und diese spaeter wiederzubeleben sehr zu Herzen genommen und schreiben daher in unserem Blog ueber was wir vor drei Monaten erlebt haben! Jetzt weiss ich endlich, warum es so sein soll!


3 comentarios:

rendonjc dijo...

Muy bueno el decálogo del cuentista. No lo conocía. Quiroga es un maestro.

Feliz Año Muchachos¡

Sandra Uribe dijo...

Hola chicos: ¡Qué delicia de aventura!¡Va estupendo este viaje! Es una delicia leer todo lo que nos muestran y comentan de los lugares por donde van pasando. Aunque hace tiempo que no escribíamos, no dejamos de ver el blog y de acordarnos de los dos siempre pensando dónde estarán, cómo estarán, ojalá que no les haya tocado sufrir con las inundaciones y algún que otro desastre que ha habido en algunos lugares que han ido visitando. Esperamos que estos seis meses que siguen sean también muy emocionantes y que los disfruten al máximo. ¡Va un abrazo gigante!

Kelley dijo...

No me puedo creer que ha pasado tanto tiempo. Y aqui estamos, vosostros bajo el sol de verano y yo en el frio de Boston. Bueno, quizas llegais a Boston esta primavera y tenemos un momento de vernos! Un beso, Kelley