sábado, 3 de mayo de 2008

La recta final! / Endspurt!

 



Al comienzo del viaje, llegar a los nueve o diez meses parecia algo muy muy lejano, y resulta que ahora cumplimos once y parece que hubieramos empezado ayer. No es facil de explicar, es extraño tener la sensacion de que el tiempo ha pasado volando y ver que ya “solo” falta un mes, y al mismo tiempo mirar hacia atras, recordar los primeros lugares que visitamos y sentirlo como algo muy lejano, como algo que ocurrio hace mucho mucho tiempo... Pero bueno, el hecho es que estamos aqui para celebrar que cumplimos once meses de viaje planetario, y para contar que estamos disfrutando en este momento de Nueva York, un lugar que es una version compacta del mundo, y que durante el ultimo mes estaremos en Los Angeles, San Francisco y Vancouver. Tambien queremos decir que ya estamos echando de menos nuestra casa en Barcelona, y que tenemos unas ganas enormes de abrazar a nuestros amigos, que son nuestra otra familia.
Y con estos once meses queremos compartir una cita de un escritor que aprecio como a un amigo muy cercano, Robert Louis Stevenson. Es un extracto de su articulo “Excursiones a pie”, que tomamos del librito El arte de caminar de William Hazlitt y R. L. Stevenson, de la bonita coleccion Pequeños Grandes Ensayos publicada por la UNAM y editada por nuestra amiga del DF, Mariana Alatriste. La primera parte se refiere al placer de las pequeñas cosas, de la importancia de la sencillez del pensamiento; la segunda indaga por el placer que se experimenta tras una jornada de viaje, jornada que podriamos extrapolar a nuestro viaje de un año y preguntarnos con el si tras doce meses de travesia “hemos sido el mas sabio de los filosofos o el mas torpe de los borricos”. He aqui la cita:

“Pues todos estamos tan ajetreados y tenemos tantos proyectos remotos por realizar y tantos castillos en el fuego para convertirlos en mansiones solidas y habitables sobre una tierra firme, que no podemos encontrar tiempo para emprender viajes de placer por la Tierra del Pensamiento y entre las colinas de la vanidad. Son otros ratos, en realidad, en que debemos permanecer sentados toda la noche junto al fuego, cruzados de brazos; y es otro mundo para casi todos nosotros cuando descubrimos que podemos pasar las horas sin descontento y ser felices pensando. Tenemos tanta prisa por hacer cosas, por escribir, por estar reuniendo cosas, por hacer audible nuestra voz en el burlon silencio de la eternidad, que olvidamos esa cosa de las que aquellas no son sino partes: a saber, nos olvidamos de vivir. Nos enamoramos, bebemos mucho, corremos aqui y alla sobre la tierra como ovejas asustadas. Ahora han de preguntarse ustedes si, una vez hecho todo, no habria sido mejor quedarse sentados junto al fuego en casa y ser felices pensando.
[...] Se inclinan ustedes sobre la ventana, con su ultima pipa esparciendo su olor en las tinieblas, con el cuerpo lleno de deliciosos dolores, entronizada con la mente en el septimo circulo del contento; cuando de pronto el humor cambia, la veleta gira y se hacen una pregunta mas: durante el intervalo, han sido el mas sabio de los filosofos o el mas torpe de los borricos? La experiencia humana no ha sido capaz de dar respuesta, pero al menos han tenido ustedes un bello momento y han mirado desde arriba todos los reinos de la tierra. Y ya fuese sabio o necio, el viaje del mañana nos llevara, en cuerpo y alma, a una diferente parroquia del infinito.”

...................................................................................

Nun sind schon elf Monate der Reise vergangen und uns bleibt ein letzter Monat mit Stationen in New York, Los Angeles, San Francisco und Vancouver. Einerseits schien die Zeit wie im Flug zu vergehen. Andererseits erscheinen Erlebnisse der ersten Monate schon ewig weit weg, wie etwas, was vor langer Zeit geschah. Aber nun feiern wir elfmonatiges Jubilaeum unserer Reise ueber den Planeten und lassen uns gerade von New York verzaubern, ein Ort, der die Welt in Kompaktversion darstellt. Obwohl wir diesen Monat noch voellig geniessen werden, freuen wir uns auch schon sehr auf die Rueckkehr nach Barcelona, die Freunde wiedersehen, das eigene Bett, alles was man so in Barcelona auf dem Markt kaufen kann und etwas Ruhe, da wir nicht entscheiden muessen, wann wir wie wohin reisen.
In Mexico DF haben wir ein Buechlein „Die Kunst zu wandern“ von Robert Louis Stevenson und William Hazlitt entdeckt, dass unsere Freundin in Mexico, Mariana Alatriste, herausgegeben hat. Darin haben wir einen Ausschnitt vom Artikel „Ausfluege zu Fuss“ hier oben zitiert, der uns besonders gefiel. Stevenson beklagt, dass wir oft so beschaeftigt mit zukuenftigen Projekten sind, uns beeilen, Sachen sammeln, dass wir ganz vergessen zu leben. Wo bleibt die Zeit, um im Kopf auf Reisen zu gehen, die Gedanken wandern lassen und zu merken, dass wir eine ganze Nacht am Feuer sitzen koennen und einfach gluecklich sind, nachzudenken. Wann anders schreibt er auch, das einem beim Spazierengehen die besten Einfaelle kommen.
Das koennen wir ganz gut nachempfinden und hatten auf der Reise doch viel Gelegenheit, die Gedanken wandern zu lassen.

................................................................................

Now eleven months of travelling have already gone by and we have one last month left visiting New York, Los Angeles, San Francisco and finally Vancouver in Canada. On one side the time seemed to fly and it feels incredible that we’re already eleven months on the road. On the other side, thinking back about the places we visited the first months, it seems to us much more than a year away. So now we are celebrating our eleven month anniversary of our journey around the planet in the amazing city of New York, a compact version of the whole world. But although we will totally savour this month, we are also already looking forward to coming back to Barcelona, to see the friends again, the own bed, to all what you can buy in Barcelona on the market and have some peace, that we don’t need to decide, when to travel, how and whereto.
In Mexico City we discovered the booklet “The art to walk” by Robert Louis Stevenson and William Hazlitt, edited by our friend there Mariana Alatriste. Thereof we cited here above a small extract from the article by Stevenson called “excursions by foot”, that we especially liked. Stevenson complains that we are often so busy with future projects, always in a hurry, gathering things, that we forget to live. Where is the time, to let your thoughts wander and realize that we can sit a whole night next to the fire and be happy just thinking. At another moment he also writes that when walking is where you get the best ideas and helps to think.
We experienced quite a lot what Stevenson said during our trip, where we had many occasions to let our thoughts travel, stop a bit and sit next to the fire.


 

4 comentarios:

Jordi Cabello dijo...

Quién pudiese estar ahora en NY! si podéis, id a conney island a viajar un poco en el tiempo!

Silke dijo...

Hola Jordi,
Si, ya fuimos anteayer y es bien delirante. Ademas montamos al rollercoaster, que susto!!
Un abrazo, hasta pronto,
Silke

maria jose dijo...

es increíble, ya falta poco para que regresen y nos damos cuenta que ha pasado un año entero. Supongo que es la misma cantidad de días y meses que pasan, por ejemplo, entre una Navidad y otra, entre un cumpleaños y otro... pero es diferente por una razón que es difícil de precisar. Es como si vuestro viaje hubiera establecido una medida diferente del tiempo para cada uno de nosotros, los que nos quedamos (y eso que yo les vi hace casi nada...). El comentario por estos días es "qué increíble, ya están a punto de regresar", a todos nos sorprende que este viaje llegue a su etapa final. Curioso. ¿Qué le hicieron a nuestra cotidianeidad?

Sarah dijo...

Wow! It's hard to believe it's been 11 months for you guys already! I hope we can still connect when you come to Vancouver. It would be great to catch up and hear stories about the rest of your travels!!